La Castañada

Con motivo de la Castañada y la época propia de éste fruto, quiero estrenar esta sección hablando de ella.

 

La castaña tiene un gran aporte calórico ya que son ricas en grasas, proteínas, minerales y vitamina C.

Se comen hervidas, asadas, crudas o dulces. Otro uso importante es la harina con la que se puede preparar pasta, deliciosos pasteles y pan.

Se conservan si están completamente secas antes de retirar la cápsula espinosa que las contiene y puestas en una caja cubierta de arena fina.

Hay muchas maneras de comerlas. Aquí te indico algunas para que las pruebes si te apetece e innoves en tu cocina:

PILONGA:

Castaña pelada y secada con humo, se conserva así todo el año. Para comer se deben dejar antes en remojo. Hervidas con leche, un poco de azúcar están muy buenas!! Se suelen utilizar para platos de invierno y en repostería en cremas dulces o saladas.

ESCALDADA:

La castaña se puede consumir cruda, aunque su contenido en almidón puede ser para algunas personas indigesta, así que os recomiendo escaldarla o freírla unos minutos. La puedes comer en pasteles, patés vegetales o como a ti más te guste.

ASADA o TOSTADA:

Buenísima… sola y acompañando arroces, guisos, pastas o como parte de alguna salsa.

Truco: Si las humedeces con unas gotas de agua antes de cocerlas no se te resecan.

HARINA:

Se obtiene de moler castañas deshidratadas y peladas. Es algo dulce y ahumada. Se debe consumir en un corto plazo ya que va perdiendo su aroma.

Se utiliza para bizcochos, mezclada con otros cereales (arroz, quínoa, etc.), ligar salsas, espesar, galletas, rebozar y para hacer pan.

No contiene gluten, con lo que las personas celíacas la pueden tomar.

MARRON GLACÉ:

Dulce de repostería francesa. Se escogen las mejores castañas, se pelan y confitan con almíbar con especias hasta que queden dulces, casi transparentes y tiernas.

Para hacerlas en casa: Hervir, pelar, volver a hervir, cocer en almíbar, dejar reposar, cocer otra vez y dejarlas secar.

COCIDA EN AGUA:

Cocerla bien para que resulte más digerible. Se sirve en cremas, salsas, purés, en su propio jugo de cocción o en rellenos. Para combinarla con pastas, espinacas, setas, patatas o boniatos está muy rica.

MERMELADA:

Se hace un corte horizontal en las castañas, se cuecen en agua hirviendo unos 10 minutos para poder pelar mejor. Se trituran.

Con 750g. de azúcar se hace un almíbar ligero y unos 200ml. de agua.

Se añade al almíbar el triturado de castañas y una vaina de vainilla abierta. Se cuece todo 20 minutos. Si se va espesando se añade más almíbar. Y ya tienes una riquísima mermelada de castañas!!

La puedes utilizar acompañando platos de carne, rellenos de crepes , tartas y en tostadas…

FELIZ CASTAÑADA!!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s